El triunfo de Alberto Weretilneck en las elecciones de Río Negro repercutió en el Congreso de la Nación. Ocurre que hasta diciembre próximo continuará participando de las actividades y sesiones del Senado, donde desde 2019 se desempeña como habitual aliado del Frente de Todos. Y luego, asumirá la gobernación provicial, por lo que dejará su banca en la Cámara Alta.

Ahora bien, ¿quién ocupará ese lugar en el Parlamento? Se trata de la legisladora provincial Mónica Esther Silva, que fue ministra  de Educación y Cultura de Río Negro durante la primera gestión de Weretilneck como gobernador, en 2014, y figuraba en segundo lugar en la lista de candidatos con la que el mandatario provincial llegó al Senado.

CRONICA