Después de sangrientos enfrentamientos en Sudán, las Fuerzas de Apoyo Rápido (RSF) declararon que ya controlan el 90% de Jartum, la capital del país. Aclararon que este triunfo «se centra únicamente en casas y domicilios» y que no lograron controlar las bases militares

«Hoy nuestras fuerzas recibieron a gran parte de los militaresgolpistas que se entregaron negándose a combatir», escribieron las RSF en su Twitter. Además, detallaron que el Ejército de Sudán perdió batallas y huyó «dejando atrás fusiles y uniformes militares». 

También denunciaron que el gobierno no cumplió el alto al fuego y desinformó a la población para ocultar su derrota en la capital. «Nuestras fuerzas han intensificado sus actividades en los lugares que controlan para combatir los saqueos y robos, ya que las campañas, con la ayuda de los ciudadanos, han dado como resultado la detención de un gran número de delincuentes», plantearon.

En este marco, manifestaron que quisieron arreglar una estación de agua pero el Ejército gubernamental lo impidió. Sin embargo, las Fuerzas de Apoyo Rápido pidieron conservar la tregua humanitaria para que lleguen insumos básicos y evacuar extranjeros. Aunque ambos bandos se acusaron recíprocamente de romper las amnistías. 

Residencia rota en incidentes en Sudán. Foto: Reuters. Residencia rota en incidentes en Sudán. Foto: Reuters.

CANAL 26