La cumbre de mandatarios sudamericanos, la UNASUR, que se desarrolla en Brasil tuvo a últimas horas del martes un hecho violento e inusitado que mancha, de un modo inocultable, al evento internacional.

El presidente venezolano, Nicolás Maduro, es centro de críticas de varios de sus pares y no atraviesa su mejor momento; sobre todo luego de las polémicas -ya habituales- cruzadas con su par uruguayo, Luis Lacalle Pou. Pero ahora las cosas fueron mucho más lejos y desde el entorno del presidente de la República Bolivariana de Venezuela generaron un verdadero escándalo.

Eso motivó un escenario lamentable de gritos y empujones, que derivó en que un guardia le pegara un golpe de puño en el pecho a la periodista brasileña Delis Ortiz.

Si bien esta fue la agresión más alarmante, otros de sus colegas corresponsales fueron víctimas de empujones para impedir que ingresaran al establecimiento en el que se le hacía una entrevista a Maduro.

CANAL 26