El jefe de la diplomacia de Estados Unidos, Antony Blinken, volvió a referirse a su inminente viaje a China y apuntó que buscará «evitar errores de cálculo» de parte de Beijing. Además agregó que busca abrir “líneas directas de comunicación” entre los dos gobiernos.

El objetivo del viaje es «abrir líneas directas de comunicación para que los dos países puedan gestionar la relación de manera responsable, lo que incluye abordar algunos desafíos y percepciones erróneas y evitar errores de cálculo», afirmó Blinken.

«En tercer lugar se trata de explorar el potencial de cooperación» con Beijing para afrontar retos globales como el cambio climático o la lucha contra las drogas sintéticas, apuntó.

Para Blinken, «la competencia intensa requiere una diplomacia sostenida para garantizar que no se convierta en confrontación o conflicto».

Blinken será el funcionario estadounidense de mayor rango en visitar China desde 2018. El viaje estaba inicialmente previsto en febrero, pero se canceló debido a que Washington considera que el globo chino que sobrevoló el territorio estadounidense entonces realizaba labores de espionaje.

CANAL 26