Mientras siguen con inquietud la evolución en Ucrania y, ahora también en Bielorrusia, tras la llegada a este país de los mercenarios del Grupo Wagner después del motín protagonizado en Rusia; Polonia y los países bálticos refuerzan sus fronteras y reciben apoyo militar de socios de la OTAN.

«¿Qué persiguen realmente las fuerzas del Grupo Wagner, que es lo mismo que decir del ejército ruso, en Bielorrusia? ¿Tendrán la intención de ocupar ese país o de lanzar un ataque desde el norte contra Ucrania?«, cuestionó hace un par de días Andrzej Duda, el presidente de Polonia.

Guerra entre Rusia y Ucrania, tanque del Grupo Wagner. Foto: Reuters. Los mercenarios del Grupo Wagner arribaron a Bielorrusia. Foto: Reuters.

A pesar de la incertidumbre dominante en estos momentos, para el experto en geopolítica Wojciech Michnik, profesor adjunto de Relaciones Internacionales y Estudios de Seguridad en la universidad Jaguelónica de Cracovia (sur), «la inestabilidad en Rusia o Bielorrusia no es algo nuevo».

Y agregó: «El Grupo Wagner, al menos el contingente del tamaño que se dice que se establecerá en Bielorrusia, no es lo suficientemente fuerte u organizado como para ser una amenaza para Europa, no pueden ejecutar acciones disruptivas o decisivas por sí mismos».

CANAL 26