La guerra que Rusia desató desde febrero de 2022 con su vecina Ucrania sigue adelante, sin freno y sin posibles soluciones a la vista para frenar la violencia y la barbarie de un conflicto que no parece tener final.

Mientras las fuerzas que responden al Kremlin y al presidente ruso, Vladimir Putin, avanzan con su dura contraofensiva, la nación invadida sufre los embates y no solo en las tropas en los frentes de batalla, sino también -y fundamentalmente- entre la población civil.

Subrayó que, gracias a la ayuda de los socios y los sistemas de defensa aérea proporcionados a Ucrania, los «defensores del cielo han salvado miles de vidas». También inistía: «Pero necesitamos más sistemas de defensa aérea para todo nuestro territorio, para todas nuestras ciudades y comunidades. El mundo no debe acostumbrarse al terror ruso: el terror debe ser derrotado. ¡Y es posible!«.

Ataque con misiles en la guerra entre Rusia y Ucrania. Foto: NA. Ataque con misiles en la guerra entre Rusia y Ucrania. Foto: NA.

El Centro de Prensa Militar informó este domingo, según datos del Ministerio de Defensa, de diez civiles muertos y otros 43 heridos en ataques el sábado contra diez regiones de Ucrania, en los que las fuerzas rusas abrieron fuego contra 133 asentamientos y 141 objetos de infraestructura.

CANAL 26