La imagen positiva del presidente brasileño Lula da Silva subió a 60 puntos según una encuesta de la consultora Quaest para el Banco Genial. El aumento en la aprobación al jefe de Estado de Brasil se debe al reconocimiento por parte del electorado evangélico y la región sur, sectores clave de la base de Jair Bolsonaro, quien está inhabilitado para ocupar cargos por sus delitos contra el sistema electoral. 

Lula da Silva junto a una periodista. Foto: Reuters. Lula da Silva junto a una periodista. Foto: Reuters.

Además, los que reprueban las acciones de Lula al frente del Palacio del Planalto son el 35% de la población y el otro 5% no supo responder. Sin embargo, la calificación al presidente brasileño como persona individual es mayor a la opinión de la gestión del gobierno en general.

El gobierno tiene 42% de aprobación y 24% de desaprobación, mientras que 29% considera regular la gestión y otro 5% no pudo o no quiso responder. De todas maneras, la imagen positiva del gobierno creció respecto de junio, cuando sumaba un 37%. Quaest realizó su sondeo entre 2.029 personas del 10 al 14 de agosto, en una encuesta con un margen de error estimado de 2,2%.

Entre los evangélicos, el 50% aprueba a Lula, superando por primera vez en la muestra bimestral de Quaest la desaprobación, que es del 46%. El rechazo a Lula se concentra en los bastiones del agronegocio, la zona centro oeste y el norte amazónico, regiones donde Bolsonaro fue el candidato más votado en las elecciones de octubre de 2022 que ganó Lula por el margen más estrecho de la historia de Brasil, por 50,9 a 49,1%.

CANAL 26