Las elecciones en Guatemala  continúan en la mira de la Justicia, tras el triunfo de Arévalo de León de Movimiento Semilla en el balotaje contra Sandra Torres de UNE. La Fiscalía Especial contra la Impunidad (Feci) pidió algunos requerimientos al Tribunal Supremo Electoral (TSE) y desde el partido ganador acusan a la Justicia de querer deslegitimizar los resultados de los comicios. 

El Ministerio Público (Fiscalía) solicitó al tribunal datos de la primera y la segunda vuelta, que incluyen detalles de centros de votación, miembros de las juntas de votos, revisores y digitadores. Además, exigieron que esta información debe ser entregada de forma física y digital en la sede del departamento, en un plazo no mayor a los cinco días.

En este marco, la diputada electa por Semilla, Andrea María Reyes, denunció la situación, planteando que «buscan seguir instrumentalizando el caso contra Semilla para deslegitimizar el trabajo de los ciudadanos que hicieron posible la segunda vuelta». «El Ministerio Público de Guatemala no se quedó tranquilo ni entendió el mensaje de que el pueblo guatemalteco le dio en las urnas», añadió Reyes.

La Fiscalía guatemalteca (Ministerio Público) pidió que se le retire la inmunidad al Registrador de Ciudadanos del Tribunal Supremo Electoral, por haber cometido dos supuestos delitos. Ramiro Muñoz Jordán es el registrador apuntado en este caso. La solicitud de retiro de inmunidad se realizó ante el Organismo Judicial. Los delitos por los que el Ministerio Público acusa al registrador están relacionados con el incumplimiento de deberes y abuso de autoridad con fines electorales.

Seguidores del presidente electo de Guatemala, Bernardo Arévalo, celebran el resultado de las elecciones. Foto: EFE. Seguidores del presidente electo de Guatemala, Bernardo Arévalo, celebran el resultado de las elecciones. Foto: EFE.

CANAL 26