Vladimir Putin está en el centro de las sospechas tras la muerte de Yevgueni Prigozhin, líder del Grupo Wagner, quien falleció tras un accidente aéreo que no dejó sobrevivientes. En este contexto, el presidente de Rusia firmó un polémico decreto que obliga a los miembros de las fuerzas de elite privadas, e incluso voluntarios, a jurar lealtad al Kremlin.

Esto significa que toda formación armada surgida en Rusia debe estar alineada a los intereses que tienen las autoridades del país, algo que no ocurrió con el grupo de mercenarios que encabezaba el militar que falleció en las últimas horas de manera trágica.

Si bien la actividad privada de batallones no está contemplada aún por la ley rusa, el decreto impuesto por Vladimir Putin incluye a todos los grupos que participan de la guerra en Ucrania, más allá del ejército del Kremlin. Cabe recordar que el Grupo Wagner rechazó la propuesta del Ministerio de Defensa ruso para subordinarse a sus fuerzas, lo que empezó un conflicto que terminó con la rebelión ocurrida el pasado 24 de junio.

Lo cierto es que las autoridades de Moscú aparecen como sospechosas por la muerte de Prigozhin. El militar viajaba en su avión con otras siete personas, pero una explosión hizo que la aeronave impacte de lleno contra el suelo en una región rusa. El hecho ocurrido a casi dos meses del sublevamiento que puso en riesgo al Kremlin, por lo que se rompió por completo la relación entre Putin y los Wagner.

Yevgeny Prigozhin, líder del grupo Wagner. Foto: Reuters Yevgeny Prigozhin, líder del grupo Wagner. Foto: Reuters

CANAL 26