Fernando Agustín Ruiz, de 29 años, fue asesinado la casa donde vivía en Palma de Mallorca, España. Hasta el momento, el único detenido Byron Estuardo J.M, un guatemalteco de 44 años que era su compañero de cuarto.

El joven argentino era estudiante de abogacía y mientras vivió en Buenos Aires trabajó como vendedor. Además, tenía un emprendimiento familiar de canastos para supermercados que promovía en sus redes sociales. En los últimos años, ya instalado en el continente europeo, se encargaba de promocionar el alquiler de una de las habitaciones de la casa en la que vivía.

Según medios locales, Ruiz recibió una puñalada en el pecho durante una discusión. Mientras se desangraba, salió a la calle en busca de ayuda, pero apenas pudo caminar veinte metros y se desplomó en el piso.

La ambulancia del 061 que acudió al lugar no pudo hacer nada por salvarle la vida. Poco después, la Guardia Civil detuvo al principal sospechoso, que se había quedado dentro del inmueble. Los efectivos encontraron al hombre con la ropa manchada de sangre y cerca de él estaba el cuchillo de cocina usado para atacar al joven argentino.

El personal a cargo de la investigación se encuentra llevando a cabo pericias de rigor para tratar de esclarecer lo sucedido. Las primeras evidencias señalan que los hombres estaban bajo los efectos del alcohol cuando mantuvieron una violenta discusión en la cocina del departamento.

CANAL 26