Supervisado por el líder Kim Jong-un, Corea del Norte anunció la realización de un ejercicio de puesto de mando militar, en una respuesta directa a las maniobras conjuntas celebradas por Corea del Sur y Estados Unidos estos últimos días.

Kim visitó el puesto de mando de entrenamiento del Estado Mayor acompañado por el mariscal Pak Jong-chon, miembro del Presidium del Politburó norcoreano, y el general Kang Sun-nam, ministro de Defensa Nacional.

Pionyang ya advirtió la pasada semana, cuando Seúl y Washington iniciaron sus grandes ejercicios conjuntos Ulchi Freedom Shield (UFS), que la celebración de los mismos podría acabar deparando una «guerra termonuclear».

Kim «se familiarizó con el plan del ejercicio, que tiene como objetivo ocupar todo el territorio de la mitad sur (de la península), repeliendo la repentina invasión armada del enemigo y pasando a un contraataque total» y aseguró que las insistentes maniobras conjuntas de los aliados «constituyen una verdadera revelación de su plan para invadir la República Popular Democrática de Corea», añadió KCNA.

CANAL 26