La guerra en Ucrania no se detiene y se encuentra en un punto de máxima tensión: sin importar situaciones que podrían ser consideradas como crímenes de guerra, decenas de escuelas de Kiev recibieron amenazas de bomba en la vuelta a clases de más de tres millones y medio de niños.

Por otro lado, el portavoz de la Fuerza Aérea, Yuri Ignat, informó que los ataques ucranianos con drones de largo alcance contra aeródromos obligaron a Rusia a replegar sus aviones lejos de Ucrania, en algunos casos hasta las regiones del «Extremo Oriente» de la Federación Rusa.

Ucrania dijo haber causado daños irreparables en cuatro aviones militares de transporte Ilyushin-76 rusos en este ataque contra el aeródromo de Pskov, situado unos 700 kilómetros al norte de la frontera ucraniana.

«Recibimos información sobre la presencia de explosivos en escuelas de Kiev», indicó la portavoz de la policía de Kiev, Yulia Girdvilis.

«Todos los centros de enseñanza están siendo controlados por la policía con la ayuda del Servicio de Emergencias estatal», agregó, aunque subrayó que no hubo instituciones evacuadas.

CANAL 26