Ucrania abrió más de 3.000 casos por supuestos crímenes llevados adelante por Rusia contra menores de edad durante la invasión que comenzaron en febrero de 2022. En las denuncias, están incluidas casos de tortura, según lo que informaron fiscales ucranianos.

Yulia Usenko, jefa del Departamento para la Protección de los Intereses de los Niños y la Lucha contra la Violencia de la Fiscalía General de Ucrania, expresó que las acusaciones incluyen “asesinatos, mutilaciones, secuestros de niños, desplazamientos forzados, deportaciones, violencia sexual contra niños y secuestros”.

Se estima que más de 200.000 niños ucranianos fueron secuestrados por Rusia. Foto: Twitter/ @SaveukraineUs Hubo miles de menores de edad afectados por la guerra entre Rusia y Ucrania. Foto: Twitter/ @SaveukraineUs

Usenko mencionó que se registraron casos de tortura infantil en Jersón y Járkiv, donde los menores sufrieron la privación de la libertad y fueron «sometidos a tortura física». “En realidad estaban en las cámaras de tortura junto con adultos, a los ocupantes no les importaba si era un adulto o un menor”, explicó.

Entre los motivos de detención, la funcionaria ucraniana mencionó que algunos de los niños fueron retenidos porque se creía que habían difundido información sobre el desarrollo de las estrategias militares de Rusia, como movimientos en las zonas del país que preside Volodímir Zelenski

CANAL 26