Avanza la guerra por Europa del Este y los contendientes buscan, muchas veces contra reloj; las ayudas que le permitan contrarrestar las fuerzas enemigas. En este contexto, llega una buena noticia para las fuerzas armadas ucranianas, que finalmente recibieron pocos meses después de la firma del correspondiente acuerdo munición de fabricación nueva para el tanque de combate antiaéreo Gepard, según informó hoy el Ministerio de Defensa alemán, que prometió seguir suministrando ayuda a Ucrania.

La organización de la línea de producción para fabricar la munición se logró previamente dentro de unos plazos ambiciosos, de manera que ya se pudo llevar a cabo la primera entrega de munición en una cantidad que asciende a cinco dígitos, precisa el comunicado.

«De esta manera demostramos una vez más que se puede confiar en Alemania. Seguiremos apoyando a Ucrania en las áreas que son nuestros puntos fuertes: artillería, munición y defensa aérea terrestre», agregó.

En febrero pasado, Pistorius anunció en Bruselas durante la reunión del Grupo de Contacto de Defensa de Ucrania que su ministerio había iniciado el correspondiente encargo de munición al consorcio armamentístico Rheinmetall en Alemania. El contrato cerrado en febrero por un volumen presupuestario de 168 millones de euros incluye el suministro de un total de 300.000 proyectiles, para lo cual fue necesario reorganizar la producción y encontrar un proceso para fabricar munición antigua con nuevos medios.

Tanque destruido en Novodarivka, una región de Zaporiyia. Foto: Reuters. Tanque destruido en la guerra. Foto: Reuters.

CANAL 26