La OTAN anunció el inicio, en el mar Báltico, de un amplio ejercicio naval en el que participan 14 países, entre ellos Estados Unidos, bajo el mando de Alemania. El mismo tiene lugar en el marco de las tensiones con Rusia por la invasión a Ucrania que cada día escalan.

Treinta barcos, 19 aviones y distintas unidades terrestres participan en el ejercicio «Northern Coasts 23». Más de 3.200 militares entrenarán «por primera vez en un escenario realista en el marco de la defensa de la OTAN», explicó el almirante de la flota, Stephan Haisch.

En años anteriores se preparaban principalmente para bloquear ataques de piratas, terroristas y traficantes, o para participar en misiones internacionales. En esta ocasión, la tarea principal es la defensa portuaria y los ataques anfibios de objetivos en tierra. La meta es optimizar la cooperación entre las fuerzas navales, terrestres y aéreas implicadas, explicó la marina alemana.

«La guerra de agresión llevada a cabo por Rusia contra Ucrania ha cambiado radicalmente la situación en materia de seguridad en el mar Báltico», comentó Dylan White, portavoz de la OTAN. «Los ejercicios de este tipo envían un mensaje claro: la OTAN está dispuesta a defender cada centímetro de territorio de los aliados», añadió en la nota.

Las operaciones, que durarán hasta el 23 de septiembre, se desarrollarán esencialmente en las aguas costeras de Estonia y Letonia, incluyendo los espacios terrestres y aéreos asociados, y en la parte central y oriental del mar Báltico.

CANAL 26