El ciclón Daniel, de paso en la zona nororiental de Libia durante el pasado domingo, dejó hasta el momento un saldo terrible: al menos 2.080 muertos y un número de desaparecidos que podría superar los 5.000.

Como consecuencia de las lluvias torrenciales que arrasaron zonas residenciales enteras, el primer ministro del Gobierno de Unidad Nacional, Abdulhamid Debiba, prometió que el Estado indemnizará a todos los afectados por las inundaciones y decretó tres días de luto por las víctimas además de ordenar que las banderas de todo el país se bajen a media asta.

Además, las autoridades tomaron medidas de precaución como el cierre de establecimientos escolares y comercios, la imposición de un toque de queda para impedir que los ciudadanos abandonen sus domicilios y la clausura de los principales yacimientos petroleros.

Ante la urgente situación, el miembro del consejo municipal de Derna, Ahmed Amdur, pidió una intervención internacional «urgente» para «salvar la ciudad»

La devastadora situación de Libia luego del ciclón. Video: Reuters

CANAL 26