El ministro de Economía, Sergio Massa, anunció una suba del mínimo no imponible del Impuesto a las Ganancias, que pasará ahora a ser de $1.770.000 brutos, por lo que menos de un 10% de quienes actualmente pagan el gravamen seguirán haciéndolo a partir del próximo mes.

La decisión será adoptada a través de un decreto -que se publicará este martes en el Boletín Oficial– y se complementará con un proyecto de ley enviado al Congreso, para dar carácter de ley y permanencia al nuevo esquema diseñado por el equipo económico.

«Para mí, el salario, no es ganancia. Es remuneración, el pago por el trabajo y esfuerzo que hace cada trabajador. Tenemos que terminar con esta locura de que un trabajador no quiera hacer horas extras para no perderla en el impuesto«, señaló el candidato presidencial por la Unión por la Patria, en un acto en la Plaza de Mayo, donde estuvo acompañado por dirigentes de la CGT y de los principales gremios del país.

CRONICA