Un informe de la organización británica Global Witness reveló este martes que Colombia representó el país más mortífero para los ambientalistas durante 2022 con una estadística de, al menos, 60 defensores ambientales y de los derechos sobre la tierra asesinados en su territorio. 

Según la publicación, al menos 177 ambientalistas fueron asesinados en todo el mundo durante 2022, y América Latina representó el 88% de los ataques mortales a nivel global. «En Colombia y en otros lugares, los pueblos indígenas, las comunidades afrodescendientes, los pequeños agricultores y los activistas ambientales fueron vilmente atacados», expresó Laura Furones, asesora principal de la Campaña de Defensores de la Tierra y el Medio Ambiente de Global Witness durante una conferencia virtual a periodistas.

Gustavo Petro, presidente de Colombia. Foto: EFE. Gustavo Petro, presidente de Colombia. Foto: EFE.

Susana Muhamad, ministra de Medio Ambiente, lamentó este resultado: «Es una cifra realmente vergonzosa para el país», recalcó mediante un mensaje de video. Para la administración de Petro, que aprobó una ley ratificando el acuerdo de Escazú en octubre del año pasado, el informe resulta frustrante.

Según la información proporcionada por un portavoz del tribunal, el plazo para que la Corte Constitucional analice la legalidad de la ley está suspendido por el momento, ya que esperará recibir todas las pruebas que fueron solicitadas por el organismo en el mes de agosto. 

CANAL 26