Los cristianos de Siria atraviesan una navidad distinta, con el conflicto entre Israel y Hamás como telón de fondo en la región. En solidaridad con el pueblo palestino que sufre una masacre en Gaza, las iglesias decidieron restringir su actividad. 

«La gente está sufriendo en Palestina, lugar de nacimiento de Jesucristo», expresó a la agencia de noticias AFP Dionysius Antoine Shahda, el arzobispo católico de Alepo, ciudad del nordeste de Siria. Los cristianos se limitarán a hacer rezos de apoyo a los palestinos sin las típicas decoraciones de luces y árboles navideños que aparecen en las plazas centrales como las de Aziza.

«En Siria, hemos cancelado todas las celebraciones y actos en nuestras iglesias en solidaridad con las víctimas de los bombardeos en Gaza» del Ejército de Israel, detalló Antoine Shahda.

Esta decisión de la Iglesia católica siria fue respaldada por las instituciones de los ortodoxos griegos y de los ortodoxos sirios (jacobitas), quienes también restringieron sus celebraciones. «Teniendo en cuenta la situación actual, especialmente en Gaza, los patriarcas lo sienten, pero no organizarán actos navideños», manifestaron en un comunicado los responsables religiosos de los católicos, jacobitas y ortodoxos griegos.

Canal 26