El Ministerio de Desarrollo Social, a través del área de Asistencia Crítica, junto a los municipios del interior provincial que fueron afectados por el temporal de viento y lluvia producido en las últimas horas, trabaja en el relevamiento de los daños y las necesidades para asistir a los pobladores que se vieron perjudicados.

En General Güemes, en el paraje Madre Vieja, se evacuaron vecinos en la escuela de ese lugar, con ayuda del personal del Municipio local, encabezados por el intendente Carlos Rosso, para quienes ya se estableció la ayuda correspondiente, especialmente de frazadas, alimentos y ropa. En Metán se estaba trabajando en calles anegadas y con máquinas, limpiando un canal y también sobre la ruta 34, a la altura del río Las Conchas, que había desbordado.

En Apolinario Saravia y en Mollinedo, hubo un fuerte viento que tiró varios árboles y postes, que provocó que toda la zona no tenga luz; trabaja en el lugar personal municipal y de la empresa Edesa, aunque no se registraron viviendas afectadas. El viento ingresó también de forma intensa en Orán, pero con poca lluvia y se espera que esto pase para evaluar daños.

En la zona del Valle de Lerma, la ruta 68 se encuentra transitable con precaución, mientras que en la ruta 51 siguen trabajando en el despeje, a la altura de Chorrito. También se está trabajando en Cerrillos, donde hay varias familias afectadas por la lluvia, debido a la precariedad de sus viviendas. Ahí está trabajando el Municipio y mañana, una vez relevados los daños se llegará con la asistencia desde Desarrollo Social. Los barrios afectados en Cerrillos son: Los Paraísos, Santa Rita 2 y 3, Villa Edita y San José, aunque en ningún caso tuvieron que evacuar a los vecinos.

Salta Gobierno