Después de, aproximadamente, dos años la aerolínea rusa Rossiya volvió a tocar suelo cubano. Este domingo el Boeing 777-300ER aterrizó con más de 300 pasajeros en el aeropuerto internacional de José Martí, de La Habana, convirtiéndose en el primer vuelo directo entre la capital de Rusia y de Cuba, desde que quedaron suspendidos en marzo de 2022. 

El vuelo SU6849, procedente del Aeropuerto Internacional Sheremétievo, llegó a la capital cubana por primera vez luego de que comenzara la guerra entre Rusia y Ucrania, motivo por el cual la Unión Europea y Estados Unidos sancionaron a Rusia paralizando los vuelos entre los dos países por el cierre del espacio aéreo. Además, otro tema era la desconexión de Rusia de los sistemas de pagos Visa y Mastercard.

«El primer vuelo se efectuó el 24 de diciembre. Gracias a la apertura de esta ruta aérea, se reanuda el servicio aéreo directo del grupo Aeroflot entre las capitales de la Federación de Rusia y la República de Cuba, que fue suspendido durante la pandemia», anunció Rossiya, la compañía aérea que forma parte del grupo Aeroflot.

Según los medios oficiales, los vuelos que conectarán nuevamente a las capitales de ambos países, operarán con dos frecuencias semanales, miércoles y domingos. Sin embargo, debido a la alta demanda, está previsto un vuelo adicional para el sábado 30 de diciembre, que llegará al territorio cubano el domingo 31 en horas de la tarde.

Canal 26