En medio de la incertidumbre en cuanto a las futuras entregas de munición y armamento por parte de sus socios extranjeros, Ucrania se encuentra en la búsqueda de incrementar su propia producción nacional, con notables avances en 2023, aunque es probable que la dependencia siga su rumbo.

El paquete de ayuda militar de 250 millones de dólares anunciado este miércoles por Estados Unidos incluye una amplia gama de munición, necesaria para «ayudar a Ucrania a contrarrestar la guerra de agresión de Rusia». De todas maneras, se espera que sea el último en un futuro próximo, a menos que finalmente se alcance un acuerdo en el Parlamento estadounidense para garantizar la financiación para Kiev en 2024.

Encontrá más vídeos

En tanto, según diversos informes militares, los soldados ucranianos redujeron considerablemente el número de proyectiles de artillería que disparan cada día, por lo que se ven obligados a racionar las existencias restantes mientras hacen frente a la creciente presión rusa.

Canal 26