Un informe de las Naciones Unidas publicado este jueves reveló un «rápido deterioro» de los derechos humanos en Cisjordania perpetrado por las fuerzas israelíes. Además, insta a las autoridades del país invasor a poner fin a la violencia contra la población palestina.

El informe de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ACNUDH) señaló que 300 palestinos murieron en esta región del Estado de Palestina desde el 7 de octubre, día en que los milicianos de Hamás irrumpieron en el sur de Israel y desataron la actual guerra entre ambos bandos.

Según informaron las autoridades de Cisjordania, la mayoría de los homicidios se produjeron durante operaciones de las fuerzas de seguridad israelíes o enfrentamientos con estas. Además, al menos 105 muertes podrían atribuirse a operaciones israelíes con ataques aéreos u otras tácticas militares en campos de refugiados u otras zonas densamente pobladas. 

Por su parte, el portavoz de la oficina del primer ministro israelí, Tal Heinrich, calificó este informe de «bastante ridículo», ya que «menosprecia las principales amenazas a la seguridad de los israelíes que surgen de Judea y Samaria».

Canal 26