Las autoridades de Japón confirmaron la muerte de al menos cuatro personas este lunes debido al potente terremoto de magnitud 7,6 que sacudió al país. Según indicó la prefectura de Ishikawa (centro), el potente sismo se produjo en las primeras horas del 2024 y provocó importantes daños y tsunamis de más de un metro de altura en algunas zonas, por lo que las autoridades ordenaron la evacuación de la población.

Más temprano, el Gobierno japonés había confirmado que unas seis personas se encuentran atrapadas bajo los escombros de sus casas en la ciudad de Wajima, en el litoral occidental del centro del país.

Por su parte, el ministro portavoz del Ejecutivo, Yoshimasa Hayashi, informó que se enviaron efectivos de las Fuerzas de Auto Defensa (Ejército) para que asistan en las labores de rescate, mientras que el ministro de Defensa, Minoru Kihara, dijo que se enviaron a la zona unas 20 aeronaves militares.

La ciudad de Wajima es la más castigada por el terremoto, que destrozó al menos unas 30 viviendas unifamiliares y parece haber derrumbado también un edificio, según informó la cadena de radiotelevisión pública NHK.

Canal 26