El Reino Unido protagoniza hace tiempo una escalada de huelgas de distintos sectores. Antes hicieron medidas de fuerza los transportistas, luego las docentes y ahora Inglaterra vive el más largo paro general del Sistema Nacional de Salud (NHS, en inglés) desde que se fundó en 1948. Los médicos residentes cesan sus actividades por seis días pidiendo mejores condiciones salariales.

Estos médicos, que hicieron 28 días de paro laboral en 2023, votaron a favor de volver a hacer piquetes tras la ruptura de las negociaciones entre el sindicato Asociación Médica Británica (BMA, en inglés) y el Gobierno conservador del Reino Unido, encabezado por Rishi Sunak, en diciembre.

El colectivo de Sanidad, que tiene unos 75.000 de profesionales afiliados en la región de Inglaterra -la mitad de la fuerza laboral, en el territorio más habitado del país-, rechazó una oferta de incremento de un 8,8%, al considerar que necesitan como mínimo un 26 % para compensar la pérdida de poder adquisitivo desde 2008 y ganarle a la inflación

Por el paro se cancelaron las citas médicas al concentrarse los efectivos en urgencias, en la que los directivos del NHS tildan como una de las semanas con más turnos previstos del año, tras el periodo festivo.

Canal 26