Un ataque terrorista en Irán generó revuelo a nivel mundial. Este miércoles, en la ciudad de Kerman, se produjeron una serie de explosiones en un cementerio. Si bien en primer lugar se mencionaron que los fallecidos eran más de 100, el ministro del Interior de Irán, Ahmad Vahidi, bajó la cifra a 84 personas muertas.

De todos modos, el funcionario aclaro que hay personas en estado crítico y que sus condiciones son «poco favorables». Los datos que entregó el ministro tenían que ver con los reportes de los forenses, ya que recorrió varios hospitales de la zona que atienden a los afectados por el ataque terrorista.

Más allá de lo llamativo de la reducción del número, no hubo una explicación en concreto de lo ocurrido con la cifra brindada por las autoridades durante el miércoles. El ministro también indicó que de las 284 personas que resultaron heridas, 220 aún siguen hospitalizadas, la mayor parte en condición estable o que sólo necesitan «cirugías menores».

Vahidi también mencionó que «las agencias de Seguridad, Inteligencia y Justicia están en plena alerta y en control, ejecutando sus planes de acuerdo con los protocolos establecidos». El atentado significa uno de los más graves ocurridos en Irán durante las últimas décadas.

Canal 26