Matthew Miller, portavoz del Departamento de Estado estadounidense, aseguró que el país norteamericano no tiene razones para creer que Israel esté implicado en las explosiones en Irán que mataron a al menos 103 personas y provocaron heridas a más de 140.

El vocero también subrayó que Estados Unidos no está relacionado con lo sucedido «de ninguna manera», pese a que el general Soleimani fue asesinado en 2020 por el Ejército estadounidense.

Miller apuntó que «es demasiado pronto» para saber quién está detrás de lo sucedido, por lo que Estados Unidos no tiene «información independiente» al respecto. A pesar de eso, ofreció sus condolencias a las víctimas de esa «horrible explosión».

El movimiento chií libanés y los rebeldes del Yemen, aliados regionales de Irán, condenaron hoy los «odiosos» y «traicioneros» ataques terroristas y expresaron sus condolencias al gobierno de la República Islámica y a las víctimas del atentado.

Canal 26