La ola de violencia que se agravó este martes en Ecuador dejó al menos 10 personas muertas en la provincia de Guayas. Entre las víctimas de las organizaciones delictivas del país ecuatoriano se encuentran dos policías que fueron asesinados a tiros en Nobol.

De acuerdo con la Policía Nacional de Ecuador, las últimas dos víctimas fatales de los ataques registrados durante la jornada de este martes son dos agentes de policía “vilmente asesinados por delincuentes armados” en Nobol, quienes fueron identificados como los cabos segundos Alex Taday y Luis Guanotuña.

Antes de la muerte de estos dos agentes policiales, ya se había informado sobre las otras ocho personas fallecidas en los ataques de las organizaciones delictivas registrados en Guayaquil, la ciudad más poblada de Ecuador. «Este es el sacrificio que juramos a la patria y no descansaremos hasta dar con los responsables de este hecho criminal», señaló la Policía Nacional a través de sus redes sociales.

A raíz de los ataques que tuvieron lugar en el Ecuador, el mandatario de dicho país, Daniel Noboa, declaró a través de un decreto la existencia de un conflicto armado interno a nivel nacional, por lo que ordenó a sus fuerzas militares actuar para desmantelar a los 22 grupos del crimen organizado, que fueron declaradas organizaciones terroristas y actores no estatales beligerantes.

Canal 26