Las altas temperaturas que se registran en la región del chaco salteño están provocando mayor cantidad de casos de gastroenteritis por salmonella, deshidratación y otras enfermedades.

El Ministerio de Salud Pública se encuentra desarrollando acciones de vigilancia epidemiológica en el área operativa Morillo, donde se han intensificado los controles en las comunidades más alejadas del hospital y que a raíz de las lluvias suelen quedar aisladas.

El subsecretario de Gestión de Salud, Luciano Giasso, y la subsecretaria de Medicina Social, Gabriela Dorigato, acompañados por el director de la zona sanitaria norte, Víctor Dip, y el gerente general del nosocomio, Adrián Cardozo, efectuaron un relevamiento de la situación epidemiológica en las comunidades originarias.

“Visitamos las comunidades para ocuparnos de casos puntuales de niños en riesgo por gastroenteritis y la situación de salud en general de las familias”, explicó Gabriela Dorigato, agregando que “es importante estar presente en la comunidad, hablar con las familias, llevar el servicio de salud, como nos encargaron el gobernador Gustavo Sáenz y el ministro Federico Mangione”.

La funcionaria explicó que se hizo una reorganización de la cobertura de APS, maximizando las salidas a terreno en las comunidades más alejadas, con el objetivo de tener a todos los niños controlados, para prevenir casos graves de enfermedades y la mortalidad infantil.

Más casos de gastroenteritis

El gerente general del hospital de Morillo, Adrián Cardozo, explicó que este año se registra una curva ascendente de casos de gastroenteritis, sobre todo en la población más vulnerable, que es la materno infantil.

“Debido al aumento de casos, todo el equipo del área operativa ha puesto el foco en la vigilancia en los niños y en los adultos mayores; hemos intensificado las salidas a terreno, para detectar de manera temprana los casos de mayor compromiso y efectuar las derivaciones que sean necesarias”, expresó Cardozo.

Agregó que “este año el calor es más intenso, y eso provoca más cuadros de deshidratación, agotamiento por calor, también están presentes la infección por salmonella y otras enfermedades de la época estival, por lo que trabajamos para cubrir sanitariamente a toda la población, sobre todo para garantizar la atención a los niños, como nos pide el ministro Mangione”.

El médico también dijo que “con una herramienta importante, como APS y Enfermería, se trabaja para disminuir la tasa de desnutrición infantil y la aparición de casos graves”, acotando que “se trabaja de manera intersectorial, con la Delegación de Asuntos Indígenas y el programa Unir, además de otros actores sociales, para afrontar los problemas de manera integral”.

Acompañamiento ministerial

El subsecretario de Gestión de Salud, Luciano Giasso, remarcó la importancia de que el nivel central del Ministerio de Salud Pública esté presente de manera constante en el interior provincial, acompañando a las áreas operativas y reforzando la acción de los equipos locales, como sucede con la llegada de especialistas a través de los operativos de asistencia extramuros.

“Llegamos hasta Morillo por encargo del ministro Federico Mangione, para hablar con el gerente general, la subgerente, la gerente administrativa y todo el equipo, y conocer de primera mano cómo se viene trabajando, las dificultades y las fortalezas del área operativa, para reforzar su funcionamiento y fortalecer la asistencia a la población”, dijo Giasso.

El funcionario añadió que “la política de salud del gobernador Sáenz y del ministro Mangione se caracteriza por brindar servicios con igualdad de oportunidades en toda la provincia, por eso de manera permanente estamos visitando las áreas operativas, para conocer de cerca la realidad sanitaria de cada lugar”.

Salta Gobierno