Tragedia en Colombia. Al menos 34 personas murieron, en su mayoría niños, luego de que una avalancha sepultó varios autos en una ruta del noroeste del país. A la vez las autoridades continuaban las labores de búsqueda de un número indeterminado de desaparecidos.

Imágenes difundidas a través de redes sociales mostraron el momento en que una montaña se desprendió y cayó sobre varios vehículos que se desplazaban por la carretera que quedó inundada.

El deslave ocasionado por las fuertes lluvias se produjo el viernes en la tarde en una carretera que comunica a las ciudades de Quibdó y Medellín, en inmediaciones al municipio de Carmen de Atrato, en el selvático departamento del Chocó.

Inicialmente se había informado de 17 fallecidos, pero la cifra creció en las últimas horas a medida que avanzan los esfuerzos de rescate, mientras que otras 35 personas eran reportadas con lesiones.

Canal 26