El presidente de Chile, Gabriel Boric, anunció haber solicitado al ministro de Justicia, Luis Cordero, un informe sobre la situación actual de las cárceles en el país. El objetivo es evitar una crisis como la vivida en Ecuador, donde se registraron una serie de motines en prisiones, controladas por bandas criminales.

«En América Latina un gran porcentaje de las cárceles están en manos de los mismos reclusos y son centros y escuelas del delito y en donde mientras más gente metemos presa, más carne de cañón sumamos para poder seguir con ese mismo círculo vicioso», dijo el mandatario en el lanzamiento del Servicio de Reinserción Social Juvenil.

Boric remarcó que “Chile no es Ecuador” y agregó que los recintos penitenciarios del país no se encuentran en manos de los delincuentes. Sin embargo, “no estamos exentos del riesgo», advirtió.

En esa línea, el mandatario comunicó que solicitó a Cordero “un informe respecto a la situación de las cárceles para tener la certeza de que lo que hemos visto en otros países de América Latina no nos vaya a suceder en Chile».

Canal 26