Michaela Murphy, jueza del Tribunal Superior de Maine, decidió suspender el veto que impuso la secretaria de Estado para que Donald Trump se presentase a las elecciones de Estados Unidos.

La jueza determinó que el veto al ex presidente por insurrección no se aplique hasta que el Tribunal Supremo de Estados Unidos se pronuncie sobre otro caso similar en el que ya ha admitido a trámite un recurso: el veto del Estado de Colorado.

Esto se produce después de que el expresidente estadounidense apelara la decisión a principios de enero, argumentando que Shenna Bellows es una «legisladora sesgada», que «no proporcionó el debido proceso legal» y que «cometió múltiples errores de derecho».

Maine se había convertido en el segundo estado que había excluido a Trump de las primarias estatales bajo el amparo de la Decimocuarta Enmienda, que prohíbe a cualquier persona que haya jurado la Constitución y participado en un insurrección volver a ocupar un cargo público.

Canal 26