La reina consorte, Camila Parker Bowles, informó este jueves que el rey Carlos III del Reino Unido «está bien» y «deseando volver al trabajo», a pesar de estar próximo a someterse a un tratamiento de próstata. La monarca, de 76 años, realizó breves declaraciones al llegar a la Galería de Arte de Aberdeen, en el norte de Escocia, con motivo de la inauguración de un nuevo espacio destinado a brindar ayuda a víctimas de violencia doméstica.

El Palacio de Buckingham, la residencia oficial de la familia real británica en Londres anunció el miércoles que el rey se someterá la próxima semana a un tratamiento debido a un agrandamiento de la próstata. El comunicado señaló que el rey buscará atención médica para abordar la condición «común para miles de hombres cada año». 

El monarca, actualmente en su residencia privada ubicada en Birkhall, Aberdeenshire, Escocia, será ingresado la próxima semana en un hospital para el tratamiento. Durante este periodo, se pospondrán sus compromisos públicos, según indicó el Palacio. 

Entre los eventos públicos que deberán ser pospuestos a causa del procedimiento al que se someterá el monarca, figuran una serie de reuniones y compromisos planeados en Escocia los próximos jueves y viernes, a los que iban a acudir dignatarios extranjeros y miembros del Gabinete del Gobierno británico.

Canal 26