Este sábado, el cuerpo militar de élite iraní informó la muerte de al menos cuatro miembros de la Guardia Revolucionaria de Irán producto de un ataque que tuvo lugar contra un edificio residencial en Damasco, Siria. Ambos países afectados apuntaron contra Israel por el hecho.

A través de un comunicado, la Guardia Revolucionaria escribió: “Una vez más, el brutal y criminal régimen sionista (Israel) cometió un acto de agresión contra Damasco, capital de Siria, y durante el ataque aéreo de los combatientes del régimen agresor y usurpador, murieron varios militares sirios y cuatro asesores militares de la República Islámica de Irán”.

Por su parte, la agencia de noticias siria SANA, informó acerca de «un ataque contra un edificio residencial en el barrio de Mezzeh, en Damasco, como resultado de una agresión israelí«. El balance preliminar del Observatorio Sirio de Derechos Humanos indicó que el misil causó la muerte de cinco personas.

La muerte de los cuatro militares iraníes se produce después de que el martes de madrugada Irán bombardease supuestos objetivos de Israel en suelo iraquí, donde murieron dos personas. En su comunicado, la Guardia Revolucionaria informó entonces que el lugar del Kurdistán iraquí al que atacó con misiles era el «centro para desarrollar operaciones de espionaje y planificación de acciones terroristas en la región, y especialmente en nuestro país» del espionaje de «la entidad sionista», como se refieren habitualmente en Irán al Estado de Israel.

Canal 26