El Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA) lanzó una fuerte denuncia contra Rusia al mencionar que el perímetro interior de la planta nuclear de Zaporiyia está minado. Esto ocurre tres meses después de que se retiren los dispositivos explosivos de la central ubicada en Ucrania.

La entidad que depende de la ONU hizo una nueva evaluación de la situación de la planta y aseguró que hay «a lo largo del perímetro de la planta», repartidas «en una zona de amortiguación entre las vallas internas y externas» de la instalación.

Según lo que detallaron en un comunicado publicado en su sitio web, las minas «que habían sido retiradas en noviembre de 2023 han vuelto a ser plantadas de nuevo«. En ese sentido, explicaron que la zona minada es ahora un «área restringida e inaccesible al personal operativo de la planta».

Rafael Grossi, director general de la agencia, denunció que «la presencia de minas es inconsistente con los estándares de seguridad del OIEA». Esto genera serios peligros de que se interrumpa el suministro de energía en la planta nuclear de Zaporiyia, por lo que hay especial atención desde el organismo.

Canal 26