Los rebeldes chiíes hutíes del Yemen afirmaron este sábado que están «enseñando una lección» a Estados Unidos al lograr haber «cerrado» la ruta marítima del mar Rojo para barcos en dirección a Israel «usando la fuerza en raras ocasiones«, a diferencia de Washington que atacó a los insurgentes hasta en seis ocasiones.

«Nuestras fuerzas navales continúan cerrando la ruta de navegación hacia los puertos de la Palestina ocupada con competencia moral y un claro profesionalismo militar y de inteligencia«, declaró Husan al Ezzi, viceministro de Exteriores del Gobierno, en su cuenta oficial de X.

Y aseguró: «Saná logró esto, durante las 24 horas del día, por llamar a los barcos y hablar con sus tripulaciones, y no recurre al uso de la fuerza excepto en raras ocasiones. Creo que le estamos enseñando a Estados Unidos una importante lección de comportamiento civilizado«.

Este viernes, John Kirby, uno de los portavoces de la Casa Blanca, anunció que Estados Unidos bombardeó por segunda vez en 24 horas posiciones de los rebeldes chiíes respaldados por Irán. «Washington buscaba destruir unos misiles que los hutíes iban a usar para atacar embarcaciones en el mar Rojo», indicó Kirby.

Canal 26