El expresidente de Estados Unidos, Donald Trump, agradeció este domingo el apoyo recibido por parte del gobernador de Florida, Ron DeSantis, tras su retiro de las primarias republicanas y arremetió contra la única rival que queda en la contienda, Nikki Haley.

Encontrá más vídeos

La campaña trumpista arremetió además contra su única contrincante dentro del Partido Republicano, Nikki Haley, a quien tachó de «candidata de los globalistas y de los demócratas».

Tras el comunicado, Trump visitó por sorpresa a un equipo de voluntarios de su campaña en Nuevo Hampshire y afirmó que el apodo despectivo que hasta ahora utilizaba contra el gobernador, ‘DeSanctimonious’ (hipócrita), queda «oficialmente retirado».

Canal 26