El presidente de Brasil, Luiz Inácio Lula da Silva, fue declarado «persona non grata» en Israel por definir la ofensiva israelí en la Franja de Gaza como un genocidio y compararla con la política de Adolf Hitler durante el Holocausto. En este marco, desde el Gobierno israelí señalaron al mandatario brasileño como antisemita. 

«No perdonaremos ni olvidaremos: en mi nombre y en nombre de los ciudadanos de Israel, informé al Presidente Lula que es una personalidad non grata en Israel hasta que se disculpe y se retracte de sus palabras», dijo el ministro israelí de Exteriores, Israel Katz, después de reunirse con el embajador de Brasil en el país.

Katz convocó al embajador brasileño en Israel, Frederico Meyer, tras las declaraciones de Lula da Silva en las que acusó a Israel de imitar a Adolf Hitler al cometer un «genocidio» en el enclave palestino, donde más de 29.000 gazatíes, la mayoría civiles, murieron en más de cuatro meses de conflicto. Pero el canciller israelí eligió un lugar especial para la reunión con el diplomático de Brasil. 

«Esta mañana convoqué al embajador de Brasil en Israel en el Museo del Holocausto, el lugar que atestigua más que cualquier otra cosa lo que los nazis y Hitler hicieron a los judíos, incluidos miembros de mi familia», destacó Katz.

Canal 26