El ministro español de Asuntos Exteriores, José Manuel Albares, afirmó que es «realmente imposible» que, «mientras haya bombardeos», pueda acceder la ayuda humanitaria a la Franja de Gaza.

La posición de España es muy importante en el conflicto, ya que es uno de los países europeos que no suspendió su ayuda financiera a UNRWA después de que Israel acusara a varios de sus miembros de participar en el ataque terrorista de Hamás cometido en suelo israelí.

Además, el país ibérico también tiene su postura clara respecto al posible ataque en Rafah, luego de que el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, avanzara que el gabinete de guerra aprobará esta semana el plan de incursión terrestre en la zona, donde dice que quedan cuatro batallones de Hamás.Encontrá más vídeos

Esto suscitó rechazo internacional por el riesgo que supone para la población civil, ya que más de la mitad de los habitantes gazatíes se concentran allí. Al respecto, Albares aseguró que la extensión de operaciones militares a Rafah «sería una auténtica catástrofe humanitaria que no haría más que añadir dolor y sufrimiento a la terrible situación en Gaza».

Canal 26