El trágico derrumbe del puente Francis Scott Key de Baltimore conmovió al mundo. Su última construcción empezada en 1972 y su inauguración en 1977 dieron lugar a uno de los lugares más emblemáticos del estado de Maryland, cargado de historia y con una infraestructura imponente de 2.632 metros de longitud. El puente fue inmortalizado también por la serie The Wire.

Once millones de vehículos transitan por este puente durante el año cruzando el río Parapsco entre Hawkins Point y Sollers Point y por él discurre la autopista I-695 (Baltimore Beltway). El nombre de esta construcción es en homenaje al poeta Francis Scott Key, autor de la letra del himno de Estados Unidos. 

Sin embargo, la organización Historic Sites señaló que el puente es heredero del que se construyó entre 1833 y 1843 y que fue demolido en 1915. Luego se hizo en el lugar un arco de hormigón que se inauguró en 1923. 

La estructura del puente conforma un arrecife submarino por donde pasan distintos peces como percas o lubinas rayadas. Además, distintas embarcaciones pasan por la zona. El lugar cuenta con un maravilloso muelle y una vista que atrae a todos los turistas. 

Canal 26