El Servicio de Migración y la Policía de Rusia detuvieron a casi 40 trabajadores para revisarles los documentos en un centro de distribución de la plataforma de comercio electrónico Wildberries. Esta redada tuvo lugar después del atentado que se llevó la vida de 140 rusos en Moscú llevado adelante por hombres de origen tayiko, por lo que el Kremlin decidió endurecer su política contra los migrantes.

El ataque terrorista contra una sala conciertos en Moscú perpetrado por cuatro hombres armados fue reivindicado por el Estado Islámico.

«Un total de 38 trabajadores del centro será sometido a una verificación adicional de datos en dependencias policiales. Todos los demás volvieron a sus labores», dijo la oficina de prensa de Wildberries, citada por las agencias rusas. Los directivos de la compañía que cuenta con unos 180.000 empleados en toda Rusia, aseguraron que colaboran con el Gobierno ruso.

Esta redada es la segunda en un centro de distribución de Wildberries en las afueras de Moscú en los últimos cuatro meses. A fines de noviembre de 2023, la Policía buscó entre los inmigrantes hombres para combatir en la campaña militar rusa en Ucrania.

Canal 26