Sam Bankman-Fried, cofundador de FTX y considerado niño prodigio del mundo cripto, recibió este jueves una condena a 25 años de prisión federal, además de ser obligado a pagar 11.000 millones de dólares por su condena referida a cargos relacionados con fraude y lavado de dinero. 

El hombre de 32 años enfrentaba una posible pena mayor a cien años por los siete delitos que caían sobre él, aunque los fiscales pidieron entre 40 y 50 años. De todos modos, sus abogados habían solicitado una pena de entre 5 y 6 años y medio de prisión.

La decisión final fue tomada por el juez Lewis Kaplan, que presidió el juicio de un mes de duración durante noviembre. En dicha oportunidad, fue declarado culpable de los siete delitos de fraude y blanqueo, por lo que finalmente se conoció la sentencia.

Bankman-Fried, que con 30 años ya era millonario gracias a la plataforma de criptomonedas FTX, se dirigió hoy directamente al tribunal para decir que lamenta lo que pasó y que había cosas que «debería haber hecho y cosas que no debería haber hecho».

Canal 26