El atentado en Moscú todavía genera revuelo internacional. Este domingo, el Ministerio de Exteriores de Rusia denunció que Ucrania estuvo detrás del violento ataque que dejó más de 140 muertos. En ese contexto, pidió la detención del jefe del Servicio de Seguridad ucraniano, Vasili Maluik, y otros funcionarios que habrían estado detrás de la planificación de otros eventos terroristas.

A través de un comunicado, explicaron que se «entregó a las autoridades de Ucrania la exigencia, en el marco de la convención sobre los atentados terroristas cometidos con bombas y la convención sobre la financiación del terrorismo, del arresto y entrega inmediata de todas las personas implicadas en los atentados«.

Incluso hicieron una mención explícita sobre acerca del funcionario mencionado: «En la lista de las exigencias figura el arresto del jefe del SBU, Vasili Maliuk, quien reconoció cínicamente el 25 de marzo la implicación de Ucrania en la explosión del puente de Crimea en octubre de 2022 y develó detalles de los preparativos de otros atentados terroristas en Rusia«.

En ese sentido, Moscú reafirmó que investigan la implicancia de Ucrania en el violento ataque de hace poco más de una semana, el 22 de marzo. Según la mirada del Kremlin, «no es el primer ataque terrorista contra nuestro país en los últimos tiempos», en medio de la guerra que mantienen desde febrero de 2022.

Canal 26