Este lunes se registraron nuevas manifestaciones en Israel en el marco del segundo día de protesta contra el gobierno de Benjamin Netanyahu. Los opositores nuevamente se reunieron en Jerusalén en busca de que se llame a elecciones anticipadas, producto de la mala gestión de la guerra en la Franja de Gaza, según su visión.

Lo cierto es que se trata del segundo día de protesta de los cuatro que se desarrollarán hasta el miércoles. El centro de concentración fue la calle del Knéset, el parlamento israelí, donde se instaló un escenario y distintas tiendas de campaña. Al igual que el domingo, se vieron cientos de banderas con los colores de la bandera israelí.

Distintos manifestantes brindaron declaraciones a la agencia EFE en medio de la movilización. “Preferiríamos no tener elecciones, pero con este gobierno somos cada vez más y más débiles”, expresó una mujer en el lugar. Durante el domingo, se estima que marcharon unas 100.000 personas en contra de las autoridades.

Uno de los pedidos principales estuvo en el reclamo por negociaciones de paz para que se pueda dar con la liberación de los rehenes de Hamás en la Franja de Gaza. Según Netanyahu, el gobierno israelí se encuentra realizando cada acción que está en sus manos para dar con el regreso de los cautivos.

Canal 26