Ante la irrupción de la Policía ecuatoriana en la embajada de México en Quito, que llevó a la ruptura diplomática entre ambos países, el presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, se solidarizó con el presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador. Además, el gobierno de Brasil expresó de conjunto su repudio al accionar de Ecuador

«Toda mi solidaridad al presidente y amigo @lopezobrador», dijo el líder del Partido de los Trabajadores (PT) en un mensaje en sus redes sociales luego de que México retirara a sus diplomáticos de Ecuador por la operación policial para arrestar al exvicepresidente ecuatoriano Jorge Glas que buscó asilo en la embajada. El exmandatario estaba procesado por hechos de corrupción en su país.

Poco antes de la reacción de Lula, el Ministerio de Relaciones Exteriores de Brasil difundió un comunicado en el que condenó, «en los más firmes términos», la «repudiable» operación realizada por la Policía luego de que México le diera asilo político a Glas.

La medida del «Gobierno ecuatoriano constituye grave precedente, que debe ser objeto de enérgico repudio, cualquiera que sea la justificativa para su realización», se lee en la nota de la Cancillería.

Canal 26