El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, reiteró este domingo, cuando se cumplen seis meses de guerra en la Franja de Gaza, que no habrá un acuerdo de tregua si no vuelven a casa los 133 rehenes que siguen en manos de Hamás, y añadió que Israel no cederá ante las «exigencias extremas» de los islamistas.

«Dejé (algo) claro a la comunidad internacional: no habrá alto el fuego sin el regreso de los secuestrados. Simplemente no sucederá», dijo Netanyahu hoy en un discurso antes de reunirse con su gabinete, y recordó que la Administración del presidente norteamericano, Joe Biden, comparte su misma opinión.

Añadió que Israel no se opone a un acuerdo de tregua y culpó a Hamás de «exigencias extremas» cuyo objetivo es poner fin a la guerra «para garantizar su supervivencia, su rehabilitación, (y) su capacidad de poner en peligro» a los ciudadanos y soldados israelíes de nuevo.

«Ceder a las exigencias de Hamás le permitirá intentar repetir una y otra vez los crímenes del 7 de octubre, como prometió hacer», dijo, pidió presión internacional contra Hamás y no contra Israel.

Canal 26